sábado, 28 de abril de 2012

La convención de superhéroes


Después de todo el jaleo ocurrido, y ahora que tenemos un tiempo de descansar después de limpiar todo el estropicio ocasionado por la Convención Internacional de Superhéroes, nos toca disculparnos por no haber cumplido con las expectativas del público, pasando a explicar las razones por las cuales las cosas no salieron de la manera en se habían planeado:

Inspirados por el éxito en anteriores ocasiones, en que nuestra ciudad ha cumplido con albergar reuniones de grandes mandatarios y personalidades mundiales, emprendimos la tarea de organizar la Convención de Superhéroes, donde los paladines de la justicia mundial pudieran intercambiar experiencias y enterarse de los últimos avances de la tecnología anti supervillanos.
Los primeros problemas surgieron con la llegada de las personalidades a nuestro aeropuerto. El problema con las autoridades aduaneras, al detener al profesor Charles Xavier confundiéndolo con Lex Luthor, era hasta cierto punto comprensible, así como el registro minucioso al cinturón de Batman, buscando drogas escondidas. Lo que no estaba en nuestros cálculos era el desorden causado cuando manos extrañas pusieron fuera de servicio el scanner y todos los oficiales de aduana insistieron en registrar a la Mujer Maravilla a la manera antigua.

Al llegar al centro de convenciones, la cosa no mejoró mucho. Una manifestación antiyanqui esperaba al Capitán América a la entrada del hotel, quien afortunadamente comprendió la situación e incluso comentó que estas cosas le pasan todo el tiempo.
La convención empezó con varias horas de retraso, debido a que el Batimóvil se quedó embotellado por la Avenida Abancay, y a que el Hombre Araña tuvo que venir a pie al no encontrar edificios altos en los que balancear su telaraña. Hasta Superman estuvo indispuesto el primer día, porque aprovechando la ocasión, los vendedores ambulantes han estado vendiendo Kriptonita de contrabando en toda la ciudad en forma de llaveros.

Los problemas siguieron al momento de esperar las conferencias. Las presentaciones del profesor Xavier y de Batman no pudieron hacerse adecuadamente. No se nos avisó a tiempo que la Baticomputadora usa Windows y Cerebro, la computadora de Xavier es una Mac. El mayor error de nuestra parte fue cuando la se suspendió la conferencia programada del Dr. Reed Richards. Los tragos de bienvenida de pisco puro lo marearon inmediatamente y quedó literalmente hecho un nudo al tratar de caminar para salir. Por un increíble error de programación, en su lugar se programó una conferencia a cargo de Hulk, quien fue abucheado incluso por quienes estamos acostumbrados a escuchar las declaraciones del Puma Carranza.
Al terminar su presentación, Hulk tomó el asiento equivocado y se sentó sobre el Hombre Invisible. No nos dimos cuenta hasta el final de la noche, cuando recogimos el cadáver hecho puré.

La cena de honor tampoco resultó según lo esperado. A pesar de las advertencias, alguien ofreció cebiche a Aquaman y a Namor, quienes reaccionaron violentamente. Solo Wolverine, quien ya ha estado antes en Lima, fue capaz de comer todo lo que le ofrecieron. El escándalo sucedido después, cuando Bruno Díaz y Tony Stark empezaron a competir sobre quién tomaba más licor y conquistaba a más mujeres, ha sido la comidilla de todos los diarios sensacionalistas del país.

Al día siguiente, durante la conferencia de prensa, la mitad de las preguntas fueron dirigidas a Batman, quien tuvo que aclarar una decena de veces que a pesar de ser el Hombre Murciélago, no tiene nada que ver con la saga de Crepúsculo. Las conferencias del segundo día fueron empañadas por la denuncia del robo del anillo de Linterna Verde, quien declaró que solo le estaba dando la mano a algunos de sus fans y de pronto desapareció.

 Así, la conferencia terminó con la gresca iniciada por Thor cuando mencionó el conocido chiste de que Superman lleva los pantalones sobre la ropa interior. Fue entonces cuando la famosa frase "Marvel vs DC" se hizo realidad. Aunque ambos bandos han prometido pagar los daños, pasará algún tiempo antes de que se pueda realizar una convención semejante en nuestra ciudad. Nos queda el consuelo de que varios de los superhéroes asistentes han decidido quedarse unos días más en nuestro país. Wolverine ha prometido quedarse nuevamente con la Trinchera Norte alentando con la garra característica, a Black Widow le han ofrecido trabajo en una telenovela basada en su vida, a la Mujer Maravilla le han ofrecido su propio reality show, y a Punisher le han pedido que se integre al Serenazgo de San Isidro.

2 comentarios:

  1. Jajajjajajaaa, qué bueno, se nota que estás bien documentado. Me extraña que Hulk, después de los abucheos, no aplastara a alguien más aparte del hombre invisible.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja xD. Nunca sale bien juntar a tantos super-héroes, es imposible tenerlos a todos bajo control. Pobre hombre invisible...siempre me había caído bien.

    Un saludo.

    Oski.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...