viernes, 12 de septiembre de 2014

El Arte de McCartney



La noticia de la semana, al menos para mí, que estoy trabajando en un lugar a donde no llegan demasiadas noticias, es el anuncio del lanzamiento del disco “The Art of Paul McCartney”. Con la autoridad que me da ser un Tonto de la Colina, me lanzo temerariamente a dar mi opinión sobre lo publicado hasta el momento.

Desde hace tiempo ya que escucho de un disco tributo a Paul. Ya era hora, pues nadie puede negar que se lo merece. Ya han salido dos discos de tributo a John Lennon (“Working Class Hero” y “Save Darfur”) y varios de tributo a los Beatles. Recuerdo “Sgt. Pepper knew my father”, “This Bird has Flown”, tributos a discos específicos de los Beatles, Los covers de los Beatles dan para hacer un género musical por sí mismos, con los picos máximos que son la versión de Joe Cocker de “With a Little Help from my Friends” y la de Guns´n´Roses de "Live and Let Die". La noticia que me hace escribir este post es la publicación de la lista de canciones que irán en el disco:

1. Billy Joel - "Maybe I'm Amazed"
2. Bob Dylan - "Things We Said Today"
3. Heart - "Band on the Run"
4. Steve Miller - "Junior's Farm"
5. Yusuf Islam - "The Long and Winding Road"
6. Harry Connick, Jr. - "My Love"
7. Brian Wilson - "Wanderlust"
8. Corinne Bailey Rae - "Bluebird"
9. Willie Nelson - "Yesterday"
10. Jeff Lynne - "Junk"
11. Barry Gibb - "When I'm 64"
12. Jamie Cullum - "Every Night"
13. Kiss - "Venus and Mars"/"Rock Show"
14. Paul Rodgers - "Let Me Roll It"
15. Roger Daltrey - "Helter Skelter"
16. Def Leppard - "Helen Wheels"
17. The Cure, featuring James McCartney - "Hello Goodbye"
18. Billy Joel - "Live and Let Die"
19. Chrissie Hynde - "Let It Be"
20. Cheap Trick's Robin Zander and Rick Nielsen - "Jet"
21. Joe Elliott - "Hi Hi Hi"
22. Heart - "Letting Go"
23. Steve Miller - "Hey Jude"
24. Owl City - "Listen to What the Man Said"
25. Perry Farrell - "Got to Get You Into My Life"
26. Dion - "Drive My Car"
27. Allen Toussaint - "Lady Madonna"
28. Dr. John - "Let 'Em In"
29. Smokey Robinson - "So Bad"
30. The Airborne Toxic Event - "No More Lonely Nights"
31. Alice Cooper - "Eleanor Rigby"
32. Toots Hibbert with Sly & Robbie - "Come and Get It"
33. B.B. King - "On the Way"
34. Sammy Hagar - "Birthday"

BONUS TRACKS:

1. Robert Smith - C Moon"
2. Booker T. Jones - "Can't Buy Me Love"
3. Ronnie Spector - "P.S. I Love You"
4. Darlene Love - "All My Loving"
5. Ian McCulloch - "For No One"
6. Peter, Bjorn and John - "Put It There"
7. Wanda Jackson - "Run Devil Run"
8. Alice Cooper - "Smile Away"

42 canciones para hablar y opinar. ¿Opiniones en frío, sin haberlas escuchado? Algunas versiones esperables, otras no tanto, veamos algunas:

Hay varias versiones de conocidos fanáticos de los Beatles y amigos de Sir Paul, como Billy Joel, Chrissy Hynde o Steve Miller. Me pregunto si todos los artistas se dan cuenta de la tarea que tienen encima, que es tratar de hacer diferente o superar las versiones de alguien que sigue llenando estadios, componiendo y sacando discos de éxito. Todas las canciones serán comparadas inmediatamente, y tal vez alguna será comparada en vivo. Difícil labor, sin duda.

Extraño algunos nombres en la lista. Siempre pensé que Foo Fighters sería infaltable en la lista cantando “Maybe I´m Amazed”. Me hubiera gustado oír a Bruce Springsteen cantando “Oh Darling!” o “Monkberry Moon Delight”. ¿Qué habrá pasado con Bono? ¿No habrá tenido tiempo?

Otros nombres los encuentro fuera de foco. Tendría que convencerme mucho Alice Cooper cantando “Eleanor Rigby”. Lo veo mucho más con el Bonus Track “Smile Away”. ¿Bob Dylan cantando “Things We Said Today? A Bob le sientan mejor las canciones de John Lennon. Esperaré. Jeff Lynne tendría que cambiar mucho a “Junk” para que me quite de la cabeza la excelente versión de Paul.

Hay canciones a las cuales sí espero escuchar. Estoy seguro que Yusuf Islam hará un buen cover de “The Long and Winding Road”, y Chrissie Hynde cantando “Let It Be” puede convertirse en el cover definitivo de esta canción, que tantas versiones ha tenido. Me parecen acertadas también las elecciones de Kiss para “Venus and Mars / Rockshow” y Roger Daltrey para “Helter Skelter”. Barry Gibb hizo antes un buen cover de “A Day in the life”, espero que repita la racha.

De Cheap Trick espero una versión correcta, como todas las que hace, pero nada más. De B.B. King no se espera otra cosa que calidad en sus versiones. Otro de los esperados.

Dejo para el final la versión que se ha publicado como avance del disco: The Cure cantando “Hello Goodbye”, con la ayuda en los teclados de James McCartney, el hijo de Paul, que puede escuchar se aquí (http://youtu.be/uDxDW9jEjHg). No me parece lo mejor para enganchar al público. No parece para nada una versión de The Cure, sino más bien a The Cure tratando de imitar a los Beatles. Y empezando con las comparaciones, me parece mucho mejor la versión del mismo tema que hizo No Doubt en el 2010 en el homenaje a Paul en el Kennedy Center.

Este es mi crítica a un disco que aún no se publica. Digamos que esta es la primera parte, y la segunda la publicaré cuando salga el disco y lo haya escuchado.


Saludos Beatles desde mi colina.

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Historia de suspenso


-Me preocupa verte así. Intenta tranquilizante y explícame qué ha pasado y cómo llegaste allí.
-Fue por aquel maldito anuncio en el periódico. Prometía dinero fácil de forma inmediata. Y tú sabes mejor que nadie en qué situación estoy: el divorcio, el embargo, más de tres años sin trabajo... -empezó a explicarle Tristán a su amigo mientras miraba con compulsiva desconfianza al resto de clientes del café.
-¿Te han timado? ¿Es eso? Joder, Tristán, huele a estafa de lejos. ¿Cuánto dinero has palmado? ¿Cuánto necesitas esta vez?
-No, no es eso. Escúchame -bebía a pequeños sorbos del vaso que tenía sobre la mesa -. Mandé un mensaje al teléfono móvil que venía en el anuncio, y me respondieron con otro en el que venía una hora, una dirección y un código de seis dígitos.
-¿Y fuiste?
-Sí, aunque sonaba un poco raro, no podía dejar de intentarlo. La cita era en un edificio de oficinas, en la zona industrial. No salió nadie a recibirme. La puerta de la calle estaba abierta, y al final de un pasillo al que daba acceso había otra puerta con un teclado en el que intuí que debía marcar el código que me habían mandado por teléfono. Entré en una sala oscura, que parecía enorme por el eco que rebotaba en las paredes sin ventanas. Estaba amueblada únicamente con una silla y una mesa situadas en el centro, iluminadas por la pequeña claraboya sucia del techo.
Sobre la mesa había un maletín y un sobre, y al fondo, escondido en la oscuridad que ocultaba todo a mi alrededor, un reloj que marcaba una cuenta atrás y dos marcadores parados ambos en el 50.
El sobre estaba a mi nombre así que, después de preguntar varias veces en voz alta si había alguien allí y no obtener respuesta, lo abrí.
-¿Y? -Tristán levantó la vista y encontró a su interlocutor ojiplático. -¿Qué había dentro del sobre?
-Un mensaje -Tristán intentó reproducir textualmente lo que había leído: "No se haga preguntas. No se cuestione nada, no le servirá de mucho. Ha venido a ganar dinero, mucho y de forma inmediata, y eso solo se consigue jugando fuerte,  que es lo que le proponemos, que juegue. En el maletín que tiene frente a usted hay un millón de dólares. El juego consiste en que lo coja o lo deje. Si decide llevárselo, usted será millonario, si rechaza el dinero se irá y no pasará nada. Pero un juego no es realmente interesante si no hay unas reglas y cierto riesgo. En este caso, si se lleva el maletín con el dinero morirá alguien en algún lugar del mundo. Para su tranquilidad le diré que se trata de alguien que usted no conoce. Todo sucederá a miles de kilómetros, algo tan simple como un asesinato sin resolver de los muchos que ocurren cada día en todo el mundo y al que jamás podrán vincularle. Piense que se trata simplemente de alguien que, aunque involuntariamente, también pasará a formar parte del juego.
Si opta por no llevarse el dinero, salga por la misma puerta por la que ha entrado y no se moleste en llamar a la Policía, antes de que pueda marcar el número, nada de esto habrá sucedido". -Tristán apuró el vaso y continuó con su entrecortado relato -. Mientras leía en voz alta, me di cuenta de que con cada uno de mis gestos los marcadores disminuían y aumentaban proporcionalmente uno respecto al otro. Entonces comprendí que detrás los que realmente jugaban eran quienes estaban apostando sobre qué decisión iba a tomar. Cuando apenas faltaban diez segundos se heló el sudor frío que invadía mi tembloroso cuerpo y...
-¡¿Qué hiciste?!

Tristán miró fijamente a su amigo y le espetó: -¿Qué habrías hecho tú?


Este cuentito lo encontré en la siguiente dirección: http://teresadilamargo.blogspot.com/2014/05/el-juego.html

jueves, 4 de septiembre de 2014

Por Gustavo Cerati


¿Acaso pensabas sentarme a ver la lluvia de meteoritos desde tu cama?
¡Qué difícil es hablar hoy sin mencionar alguna frase de Gustavo Cerati! Hoy que por fin ha muerto (porque por más que lo hayamos deseado, sabíamos que no había otro final posible), podemos recordar lo que significó para cada uno de nosotros. Tal como sus canciones, su vida se prestaba a la interpretación personal de cada uno de nosotros.

Me verás volar por la ciudad de la furia…
¿Qué se siente cuando muere por fin alguien que ya estaba muerto? Digamos que es el fin de una etapa, una despedida a la adolescencia y a parte de mi juventud, cuando escuchaba en la radio la pegajosa “Te hacen falta vitaminas”, cuando fui a ver a Soda Stereo la primera vez que vinieron a Lima, cuando rompieron la platea en Viña del Mar, cuando el escuché completo el disco "Signos", cuando se negaron a venir a Lima en su última gira, dejándonos como consuelo el disco doble “El Último Concierto”, y cuando regresaron reunidos nuevamente para una última gira, recuerdo en esos días haber enseñado su música a mi sobrino, curioso por saber la razón de tanto alboroto por su llegada.

Ella usó mi cabeza como un revolver…
¿En realidad alguien entendía las letras de Cerati? Tal vez esa era parte del encanto. Frases que parecían poéticas, complicadas, evocadoras, metáforas de hechos desconocidos, lo que su imaginación decida. Tal vez, solo para ser disfrutadas en vez de analizadas, solo para dejarnos con la certeza de que había algo detrás de esas palabras.

Gracias… ¡Totales!
Hoy sabemos que estas palabras fueron en realidad un error de Cerati, cuando quiso despedirse y no sabía cómo terminar la frase. Sin embargo quedó como grabada como una frase muy Soda Stereo, una nueva forma de agradecer. Aunque hoy muy trillada, no hay otra forma de agradecer lo que nos dejó.

Como un efecto residual, yo siempre tomaré el desvío…
Solo como justificación, ya tenía una tontería lista para ser publicada hoy, pero a veces uno se siente obligado a escribir líneas apuradas sobre las cosas realmente importantes…

sábado, 30 de agosto de 2014

Empezar



A veces es solo cuestión de empezar pero ¡Qué difícil es empezar! Si yo pudiera empezar, ¡Qué de cosas no haría! Nadie podría detenerme, sería invencible. Pero para esto primero hay que empezar. Y no sé cómo empezar. Cuando sepa cómo empezar seré al fin como quiero que sea, seré aquel que hizo lo que se pensaba imposible, el que logró superar toda esperanza. Solo necesito algo, necesito saber cómo empezar...

Por eso me quedo aquí, pensando en lo bonito que sería empezar.

domingo, 24 de agosto de 2014

Cuatro tonticortas


Pregunta capciosa e intencionada
Después de por fin ver a Paul McCartney me puse a pensar a quién prefiere la gente ¿A los que cantan con furia y rompen cosas o a los que cantan riendo y hasta entre carcajadas?


¿Nunca has sentido ganas de…
… Llamar a un teléfono o tocar la puerta de una casa y preguntar por Sarah Connor?
… Ir a una entrevista de trabajo con tu corbata del Pato Donald solo para ver si alguien te dice algo?


El miedo
Abro un tubo de papas fritas con sabor a cebolla y, sin ninguna razón en especial, me pongo a leer los ingredientes: Pulpa de papas, aceite artificial, saborizante de papa, saborizante de sal, saborizante de cebolla. De pronto me entra el miedo de que yo sea también un consumidor artificial.


Malentendido
El monstruo encontró a Teseo a la mitad del laberinto gateando con un pequeño cuchillo en la mano. No pudo evitar una sonrisa al decirle: "Entendiste mal, no era una miniatura, sino un Minotauro".

lunes, 18 de agosto de 2014

Buscando la energía

En  mi reciente viaje al Cuzco, los guías que encontré en mis varias visitas a otros lugares turísticos podían contarme historias de los muchos tipos de visitantes extranjeros, que viene por la cultura, por los paisajes, por la aventura. Un turista inteligente no se conformará con visitar solamente Machu Picchu, sino que buscará otros lugares. No importa el tiempo que permanezca aquí, el tiempo se le hará corto para todo lo que hay que ver.

En mi anterior post mencioné haber conocido a un turista que venía en busca de la “energía” que según muchos se encuentra en esta zona. No fue ese mi único acercamiento a este tema durante mi estancia. Una de mis visitas fue al complejo arqueológico de Moray, donde el visitante encuentra andenes que forman una especie de anfiteatro hecho de varios escalones concéntricos cuyo centro es el lugar más bajo.

La arqueología oficial lo explica como un laboratorio botánico utilizado por los antiguos incas para estudiar los cultivos que se pueden adaptar a diferentes alturas y climas. De esta manera se seleccionaban los cultivos más apropiados para las diferentes zonas del extenso imperio y, junto con las observaciones astronómicas, determinaban qué sembraría la temporada siguiente, en caso de que el año fuera seco o lluvioso. Esta es la explicación que se les da a los turistas como yo, que buscan conocer la cultura y la historia.
Pero hay otra explicación que los guías dan a los turistas que buscan el misticismo y lo oculto. A ellos les dicen que la forma de embudo que forma esta zona concentra las energías del planeta y que justo en el centro se recibe la mayor energía. Como yo, aparte de mi sed de cultura llevo conmigo la sed de lo insólito y notable, recibí ambas explicaciones.

Obviamente, durante mi visita descendí al nivel más bajo, movido de mi deseo de aventura, y también para tomarme una foto que mereciera estar en un lugar destacado en mi Facebook. Al llegar al centro exacto de la última circunferencia descubrí un pequeño agujero con algunas maderas chamuscadas y hojas de coca. - Es que aquí han hecho un “pago a la tierra”, un sacrificio a la Pachamama, que es la Madre Tierra – me explicó mi guía. No hacía falta la explicación. Yo mismo he visto en diferentes sitios del Perú, cómo se vierte chicha o Pisco, se entierran hojas de coca y otros vegetales, con el fin de calmar a la Tierra antes de profanarla con algún trabajo, y evitar los accidentes que suceden si no se hace este rito.

La razón aquí es para recibir la energía de la Tierra y purificar el alma, llenándola de buenas vibraciones. Mi guía me contaba de los turistas que habían llegado a este lugar para limpiar su alma de energía negativas, e incluso de algún peruano famoso que había realizado el rito. Yo, que no había venido preparado para la ceremonia, tuve que dejat pasar la oportunidad y me conforme con recibir las energías en crudo. Pero faltaba algo más. –Tiene que quitarse los zapatos- Me dijo mi guía. – Así se reciben las energías, directamente sobre la piel- Miré el pasto que crecía en el lugar: una hierba propia del lugar, dura y filosa. Estaba seguro que si caminaba sin zapatillas por allí terminaría con los pies cortados y llenos de espinas clavadas. Más que una purificación, eso me parecía una penitencia, así que decliné la invitación. Después me enteré que esa era práctica común entre los turistas que desean llevarse algo de la energía del Cuzco.

Aquí terminaría mi relato si no fuera por las historias que me contaron sobre los norteamericanos – cuando no – que escuchan esta indicación y no solo la cumplen, sino que exageran en su cumplimiento y se desnudan totalmente, tratando de captar el máximo de energía antes de ser arrestados por los guardias.
Así pues, el caso de los turistas desnudos en Machu Picchu y en otros lugares cercanos se ha incrementado, potenciado por las fotos que los turistas publican en las redes sociales, de manera que antes de que se convierta en una epidemia de mal gusto, las autoridades han colocado avisos en los lugares arqueológicos, amenazando con arresto y notificación a la embajada respectiva a quienes se les encuentre corriendo calatos por un lugar turístico. Y la notificación es a las embajadas, porque los peruanos somos bastante pudorosos en este aspecto, y si nos ven desnudos no nos llevan a la comisaría sino al manicomio.



Como ven, el aviso dice en pocas palabras: Nude gringo, Go home!

martes, 12 de agosto de 2014

El lugar con mayor energía del mundo

Recientemente estuve de visita en la ciudad del Cuzco. Es este un lugar donde se respira la historia del imponente imperio de los incas, que en sus épocas de esplendor llegó a ser más grande que el imperio romano, y cuyo mayor inca, Pachacútec, está a la par con los mayores conquistadores de la historia. Caminando por las calles del centro histórico se puede uno encontrar con los muros incas, construcciones tan perfectas que hasta ahora no se conoce cómo es que pudieron encajar entre sí piedras en forma de polígonos irregulares y de varias toneladas de peso tan perfectamente que no tuvieron necesidad de cemento ni argamasa.



Lo malo que encontré en esta ciudad es que si bien las construcciones pasan con holgura la prueba del tiempo y se mantienen igual que hace quinientos años, no ha pasado lo mismo con las personas. Si bien nos dijeron en la escuela que los incas no conocieron el dinero y utilizaban el oro solo con fines religiosos, sus descendientes hoy en día no solamente conocen el valor del dinero, sino que saben perfectamente el tipo de cambio del dólar y del euro, y están prestos a cobrarlo a cambio de una foto cuando pasean con sus trajes típicos y llevando a su llama o alpaca por las calles.

Los turistas que llegan por miles al Cuzco quedan admirados por la belleza de la ciudad, por su historia y por sus restos incaicos, regresando a sus países convencidos de haber visitado una de las maravillas del mundo, el ombligo del mundo, como significa el nombre de la ciudad.
Pero hay otro tipo de turista, el que viene en un viaje místico a contactarse con las vibraciones del planeta y a llenarse de la energía que dicen abunda en el Cuzco, y sobre todo en Machu Picchu.
Esto de la energía nunca lo he entendido del todo. No sé si es una energía eléctrica, magnética, tal vez hidráulica. Tampoco sé si esa energía sirve para recargar la batería de mi celular, lo cual sería fantástico para no andar buscando siempre un enchufe, tal como hice durante toda mi visita al Cuzco. Y a esto viene mi historia:

En un café de la ciudad, al que acudí huyendo del frío, encontré a un turista norteamericano conversando con otros de los, digamos, turistas normales. Su conversación era rápida y saltaba de un tema a otro con sorprendente velocidad. Alguien bastante energético, diría yo. Mi atención se disparó cuando me pareció entender que dicho turista había publicado un libro. Al ver mi evidente interés me invitó a integrarme a su grupo, que más que conversación era de un monólogo sobre los misterios del universo. A lo largo de una hora desfilaron sus opiniones sobre las conspiraciones de los rastros de aviones o chemtrails, sobre la fluorización del agua, los mensajes subliminales en la publicidad y sobre la sociedad secreta que gobierna en realidad a los Estados Unidos. Cuando llegó el momento de explicar mi posición, solo pude decirle que venía de un lugar del Perú llamado Ica. El norteamericano (quien dijo llamarse Shiva, lo que ya me dio una idea del tipo de loco con el que me había topado) mostró su desconocimiento de ese lugar, así que tuve que mencionarle que era cerca a las líneas de Nazca, seguro de que sí había escuchado hablar de ese lugar.
Así me enteré de que su visita al Cuzco obedecía a la búsqueda del lugar con mayor energía del mundo, y que ya había pasado por el Tibet y otros lugares sindicados como poseedores de esa energía.

Al día siguiente volví al café y lo volví a encontrar, pero esta vez ya estaba vestido para la ocasión, con poncho, chullo y ojotas, que usaba de esa manera que tienen los norteamericanos cuando tratan de camuflarse entre los nativos. No tuve el corazón para decirle lo ridículo que se veía. Lo importante es que trató de explicarme en qué consistía esa famosa energía de la que hablaba. Lo trágico es que yo no entendí nada de lo que dijo. Solo trataba de adecuar los términos “bioenergético”, “energía vital” o “energía positiva” con mis conocimientos de física. Para mí, una energía positiva se atrae con las energías negativas y se repele con las energías positivas, y por lo tanto, me conviene cargarme de energía negativas para atraer a las energías positivas. De igual modo, solo obtuve una sonrisa condescendiente cuando le expliqué que necesitaba una forma de medir la energía cosmoenergética para definir de una vez por todas si es que Machu Picchu tiene más concentración de energía que los Himalayas o Chichen Itzá.
Al final, no estoy seguro si se quedó con la impresión de haberse encontrado con un escéptico o con un tonto. De todos modos,  nos despedimos en buenos términos, pues él se iría al día siguiente para Machu Picchu.

A mi regreso a Lima, me interesé por el tema y me puse a buscar por internet cuál sería el lugar con mayor energía en el mundo, con la esperanza de instalar allí un spa regenerador cinco estrellas, o tal vez un estadio de fútbol que haga a nuestra selección invencible con todas las energías allí concentradas.
Ante el convencimiento de mi amigo el gringo de que las mayores concentraciones de energía se encuentran en el Perú, y no en Nepal ni en la India ni en Xanadu, y ante la falta de un instrumento confiable con el que medir la energía, no me queda más que confiar en la sabiduría de los antiguos peruanos, cuyos conocimientos están más allá de la ciencia occidental. Entonces ¿Cuál era el lugar más sagrado del antiguo Perú? ¿Cuál el lugar donde se encontraba el mayor templo y donde se congregaba la gente a recargarse de energía positiva? No era el Cuzco, que era el centro administrativo, ni Machu Picchu, que era un lugar secreto reservado solamente para la nobleza, y que era usado más como un retiro VIP por los incas. No, el lugar más sagrado y con mayor energía estaba en Lima, a quien los cronistas antiguos describen como la Roma o la Meca del antiguo Perú, y que es exactamente la razón por la que los españoles la escogieron como capital del Perú y centro de difusión del cristianismo. Por eso la cantidad de iglesias en Lima, por eso la cantidad de santos que vivieron aquí, y por eso la cantidad de milagros que sucedieron aquí.

Siguiendo con la búsqueda, trato ahora de encontrar dentro de la ciudad de Lima los lugares con mayor energía, donde los dioses antiguos se manifestaban con mayor fuerza, el punto exacto a donde llegaban todas las peregrinaciones y a donde el propio inca iba a consultar cuando le aquejaban las dudas sobre el futuro del imperio. Y encontré dos lugares.

El primer lugar es el antiguo templo o palacio de Tauli Chusco el Viejo, último sacerdote y gobernante de Lima antes de la llegada de los españoles, quien interrogaba personalmente a los dioses y transmitía los augurios. Es fama que predijo la llegada de los españoles y previno al inca de que el imperio sería destruido por los recién llegados.
Grande fue mi sorpresa al descubrir que sobre ese templo donde se rendía culto al agua se levanta hoy el Palacio de Gobierno, donde vive el Presidente de la República y con seguridad se llena de buenas vibras y se llena de sabiduría para dirigir los destinos del país. Ahora entiendo por qué hay tantos que se esfuerzan en llegar a residir el mayor tiempo posible en el Palacio de Gobierno, por qué es un lugar tan codiciado para vivir, no es por simples ansias de poder, es por la búsqueda espiritual de las energías de la Madre Tierra.



El segundo lugar, y el sitio con mayor energía es donde se encontraba el propio oráculo del río Rímac (Que significa “El que habla” en alusión a sus oráculos). Había allí una piedra de donde brotaba el agua del río y el Dios Pachacámac hablaba para predecir el futuro y aconsejar a los peregrinos. Ese lugar es hoy una plaza en un barrio tradicional de Lima, antiguamente llamada Plaza Santa Ana y hoy conocida como Plaza Italia, en razón de que la colonia italiana construyó aquí un hospital.


Este que vemos en la foto es, pues, el lugar con mayor energía del mundo, donde uno podrá llenarse de energía paseando por sus calles (con cuidado, porque después del anochecer asaltan mucho por allí) o visitando la Iglesia de Santa Ana, donde podrá rezar a la Pachamama, a la Madre Tierra, o a Gaia, que aquí Diosito es muy permisivo y nos permite ciertas gollerías. Ya he mandado esta importante información al gringo Shiva, de quien sospecho, por desgracia, que hará caso omiso a mis recomendaciones para su próximo libro. Él se lo pierde, yo me quedo viviendo en Lima lleno de buenas vibras y de energía.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...