lunes, 4 de abril de 2011

El cuento de Caperucita


Hoy, como medida extrema ante la falta de vídeos nuevos que ponerle a la niña antes de dormir, el padre se dispone a contarle un cuento mientras se queda quieta el tiempo suficiente para que le agarre el sueño.

- Te voy a contar el cuento de la Caperucita Roja…

- ¿Y tú viste esa película cuando eras niño, Papá?
- …Había una vez una niña muy bonita que le gustaba usar una capucha roja, que no se la quitaba para nada…
- Ah sí, mi amiga Fernanda usa una de Hannah Montana…
- ¡No! ¡No era de Hannah Montana! Déjame seguir… Por eso a la niña la llamaban Caperucita Roja, y…
- ¡Qué tontos! ¿Acaso a mí me llaman “Mochila de LazyTown”?
- Te van a llamar “Niña que llora” si me sigues interrumpiendo… Resulta que su Abuelita se enfermó, y la mamá de Caperucita le dijo que le lleve una cesta de comida a la Abuelita…
- Hubiera pedido un pollo por delivery, como hace Mamá cuando no quiere cocinar…
- ¡No! Mandó a Caperucita a la casa de la Abuelita, que quedaba al otro lado del bosque, así que fue caminando por el sendero…
- ¿Y no le llamó ni siquiera un taxi? Por lo menos la mamá la hubiera acompañado…
- …Es que eran muy pobres… Además, creo que la Mamá no se llevaba bien con la Abuela, porque mencionó que ya no quería ver más su cara de perro, o algo así…
- Eso sí te creo, es lo mismo que dice mi Mamá…
- …Pero el lobo del bosque, que vió salir a Caperucita, se fue a la casa de la Abuelita, se la comió y se puso a esperar a Caperucita…
- ¡Agg! ¡Carne de anciana! ¿Cómo puede gustarle?
- No creas, hijita, acuérdate que gallina vieja da buen caldo… Mejor seguimos… Para engañar a Caperucita, se puso el camisón de la abuela y se echó en su cama…
- ¿Qué, Caperucita era tarada? ¿Cómo va a confundir a la Abuelita con un lobo?
- Ehhh… Lo que pasa es que el lobo era muy listo… Cambió la foto del Facebook de la Abuela para confundir a la Caperucita…

- ¡Ah, bueno…!


- Entonces cuando llegó Caperucita, encontró al lobo en camisón y empezó a sospechar…

- De repente pensó que era un hombre lobo como los de “Crepúsculo” ¿Verdad?
- … Y le empezó a preguntar que por qué tiene esa nariz tan grande…
- ¡Igualito que mi tío! Pero él se molesta cuando le dicen eso…
- ¡Déjame contar! El caso es que Caperucita se dio cuenta de que le habían cambiado de abuelita, se hizo la que iba al baño y llamó por su celular al serenazgo, que vino al rato, mientras… ¿Qué, hijita, ya te dormiste? ¡Justo cuando el cuento se estaba poniendo emocionante…! Bueno… Fue difícil, pero cumplí con mi labor de padre… ¡Qué bien se siente!

Al día siguiente, durante el desayuno, la madre pregunta a la niña que tal ha dormido anoche.
- ¡Terrible, Mamá! ¡Me tuve que hacer la dormida para que Papá deje de decir tonterías!

6 comentarios:

  1. jajajajaja , muy bueno y lo de la imagen del face es la onda! saludos!

    ResponderEliminar
  2. que manera de tirar abajo el cuento mas tradicional de todos los tiempos .. esta versión atenta contra el hábito que se ha perdido de los padres contarles o leerles cuentos a sus hijos.. y que no deberíamos perder.. al principio parecía una versión humorística actualizada del cuento .. pero no me gusta como termina ... habría que usar el ingenio a favor de la lectura y no en contra

    ResponderEliminar
  3. Al Anonimo al que me hubiera gustado que se identifique:
    Pude hacer terminado el cuento con una escena de toma de rehenes, ingreso violento de un escuadrón SWAT, efusión de sangre y la madre juzgada por abuso infantil al enviar sola a Caperucita a una zona tan peligrosa.
    Si te gustó cómo empieza el cuento pero no cómo termina podríamos proponer un final alternativo:
    Al día siguiente, durante el desayuno, la niña pregunta a la madre:
    - Mamá, ¿Me puedes comprar el cuento de Caperucita? Quiero leerlo para ver si es verdad que las mamás mandan a las hijas solas, que las abuelas viven en lo más profundo del bosque, y que los lobos saben hackear cuentas de facebook...

    Y ya que estamos buscando estimular la lectura ¿Qué tal si recomiendas este blog a tus hijos, sobrinos, hijos de amigos y conocidos y demás? No me vendrían mal unos cuantos lectores extras.

    ResponderEliminar
  4. Renzo Chàvez24/4/11 2:43 p.m.

    jajajajaajjajaja "¡Qué tontos! ¿Acaso a mí me llaman “Mochila de LazyTown”? " jajajajajaja fue lo màximo aunque al final claro esta, que eso de la entrada de los swat y la accion y el suspenso y la espera de la muerte del lobo por los oficiales capaces de sacrificar su vida por la Caperucita Roja si hubiera estado narrada por ti hubiera sido demasiada buena!

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Buena esa de poner la foto
    A mi me gusto y en lo personal a los comentarios anteriores
    si lo leyeron fue por algo :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...