sábado, 5 de diciembre de 2009

¡Estos Beatles son unos Remasters! (Parte III)


Luego de comprar la caja con todos los discos de los Beatles, la misión ahora es escucharlos, y compararlos con las versiones que tenía hasta ahora. Para esto debo hacer primero una aclaración:
La colección que he tenido hasta ahora se ha basado en discos LP de vinilo, casetes y MP3. Los discos LP fueron los editados en el Perú, los cuales eran grabados de los discos importados, con lo que la calidad de sonido decaía mucho (los llegué a comparar en su tiempo con cassettes importados, y la diferencia era enorme) e incluso las carátulas estaban lejos de la nitidez de los importados. Los casetes agregaban a esto un sonido más oscuro, y los MP3 tienen por definición pérdida de la calidad. Por consiguiente, cualquier mejora de la calidad es notable en mi colección.
Se comprenderá entonces porqué la compra de la colección es totalmente válida y justificada para mí, desvirtuando a la mitad de las críticas a la colección que he leído en internet.
Al abrir la caja, la primera impresión que tengo es la de las cajas de los CDs. La presentación es realmente impecable, las fotos tan nítidas como si fueran de discos actuales y entre las fotos de los cuadernillos incluidos hay verdaderas joyas. Me gustan especialmente la primera foto que aparece en el CD “Help!” y la foto panorámica del estudio Abbey Road en el CD “A Hard Day’s Night”
La siguiente impresión: el sonido. Como mencioné antes, mi colección anterior no era de la mayor fidelidad, y el choque con las nuevas versiones se siente. Coincido con muchas de las reseñas en que ahora se escuchan instrumentos y voces que no se escuchaban antes, y las palmadas que acompañan varias canciones en los dos primeros discos ahora se escuchan clarísimo. La batería ocupa ahora un lugar preponderante, que me hace pensar que, de tener este sonido en su tiempo, Ringo Starr hubiera ocupado un lugar más alto entre los bateristas del que se le reconoce hoy.
La mayor diferencia se nota en los 3 primeros discos, aunque canciones como “Eleanor Rigby” también se beneficia enormemente. Las notas de los cuadernillos hacen hincapié en que los equipos de grabación de hace 40 años eran primitivos, vistos desde la óptica actual (en realidad, ni siquiera eran los mejores de la época, pues estos se destinaban a grabaciones de música clásica), y las indicaciones sobre cintas de dos y 4 pistas me suenan un poco a disculpa por el sonido que se escuchaba hasta ahora.
Y esa es otra impresión que me deja la colección: que he estado escuchando toda mi vida grabaciones de mala calidad de las canciones, y que recién ahora escucho las canciones como debe ser.
La comparación con los discos originales, es como he dicho, notable. No sucede lo mismo, sin embargo con las versiones que aparecen en el disco “1”, que fueron mejorados en su edición.
Sin embargo, me queda aún algo: Estas versiones no llegan a alcanzar la calidad aplastante de las versiones remezcladas que aparecen en el disco “Love”, sobre todo escuchado en su versión Dolby o DTS. Tal vez estoy pidiendo mucho, pero en verdad esperaba que sonaran igual de bien que estas. Creo que más bien soy un fanático demasiado exigente.
La última: los mini-documentales incluidos en cada disco. Me parecieron prescindibles. Quizás son buenos para los que recién empiezan a escuchar a los Beatles, pero para los fanáticos no aportan nada nuevo.


"And in the end
the love you take
is equal to the love
you make"

5 comentarios:

  1. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  2. Pero bueno los Beatles seguirán siendo los Beatles en disco de vinilo/cassete/cd/mp3/mp4 etc etc jeje

    gracias por la visita

    bsos de esposa primeriza y Recién casada

    ResponderEliminar
  3. Dios del cielo, he leido toda la travesia y debo decirte que te envidio, a cada minuto a cada palabra, yo bajé los discos remasterizados pero aun asi obviamente pierden a comparación a los originales.

    Con relación a lo de Love te entiendo, Love se escucha demasiado bien, es demasiado rico en sonido. Yo no se nada de ingenieria de sonido ni nada de eso, solo mi oido y mis poros reconocen la música haciendo efecto en mi cuerpo.

    En fin, de cualquier forma algún día compraré esta edición, te felicito de verdad, que suerte tienes!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por el comentario Calila. Como pequeño epílogo agregaré que poco antes de comprar la colección se malogró mi equipo de sonido, y puse los discos nuevos en el home theater de la sala, a todo volumen y haciendo que los vecinos apaguen sus radios. Como en los viejos tiempos.

    ResponderEliminar
  5. Recuerdo que lo primero que tuve de los Beatles fue una cassette doble (el (recopilatorio 1962-1966) que todavái tenía el sello de Apple. El sonido era infernal... pero eran los Beatles.

    He escuchado algunos LP´S remasterizados, sobre todo Revolver) y es impresionante lo que se ha logrado (cierro lo de Eleanor Rigby). Hay canciones, Nowhere Man y Words of Love, en la que podrás escuchar como Lennon y McCartney acompasan hasta la misma respiración.

    SIEMPRE BEATLES!! Saludos desde MADRID!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...