lunes, 12 de octubre de 2009

Discos, LPs, Casetes, CDs y demás

Cuando empecé a escuchar la música de Los Beatles, se apoderó de mí y de mi hermano mayor una fiebre por encontrar sus discos. En ese tiempo los casetes no eran populares todavía y la mayoría de la música se vendía todavía en discos de vinilo. Conservé durante mucho tiempo la colección casi completa de los Beatles antes de que pasara mi colección primero a casetes y luego a MP3, tal como la tengo actualmente, con la honrosa excepción de “Love”, que compré para escuchar el DVD en sonido Dolby. Ahora, con el MP3, la nueva edición remasterizada y el futuro BluRay que saldrá en algún futuro próximo, tendré que conseguir nuevamente la colección. A modo de espera, pues por aquí el box set stereo se ha agotado justo antes de que yo llegue a la tienda, es bueno hacer un repaso de los formatos en los que se ha transmitido la colección de los Beatles de generación en generación. Esto, señores, es historia de la música:

Discos de 78 revoluciones:
Este sí que no es de mi época. En el tiempo en que las se escuchaban discos en vitrola a la que había que darle cuerda, salían estos discos de carbón duros, que se rompían si por casualidad se caían al piso. En estos discos hicieron sus grabaciones clásicos como Nat King Cole, Los Panchos, o Libertad Lamarque. Los Beatles llegaron a los últimos años de esta época, como se ve aquí. Cuando era niño, aún se veían en los tocadiscos las opciones de 78 y 16 rpm. El sonido no tenía nada que ver con el que se escuchaba en el radio AM más barato de nuestros días.

Discos de 45 revoluciones:

Este era el formato en el que se conseguían los éxitos de moda hasta los años 80 inclusive. Con una canción en cada cara, se ponían en una torre en el tocadiscos para poder escuchar no más de 5 canciones seguidas. Lejos estaban los tiempos de las listas de reproducción de cientos de canciones. A propósito ¿Cuál era la máxima duración que podía tener una canción en este formato? La respuesta es: Lo que dura "Hey Jude", que fue hecha especialmente para durar lo máximo que podía escucharse en un disco de 45 rpm.
La característica Apple: La cara A del disco tenía la figura de la manzana completa, y la cara B tenía la imagen de una manzana partida por la mitad.

Discos Larga Duración (LP):
Este fue el formato con el que los Beatles trabajaron y editaron originalmente. Girando a 33 rpm, entraban por lo general 6 canciones por lado, aunque los Beatles se las arreglaban para poner 14 canciones en un LP.
Esta carátula es la de uno de los primeros discos de mi colección: La edición peruana de "A Hard Day's Night" que por aquí se llamó, al igual que la película, "Yeah, Yeah Yeah" y fue editada, al igual que la mayoría de los discos de los Beatles, por el sello Odeón. Hasta ahora no sé la razón del drástico cambio en la carátula del disco. Tal vez porque alguien pensó que la carátula original se veía muy aburrida en blanco y negro.
Otro dato para la colección de los nostálgicos: Por ley, o acuerdo en el Perú, todos los discos fabricados aquí tenían un pequeño mensajito impreso en la contratapa que rezaba "Disco es Cultura".
Cintas magnéticas:


Los que querían escuchar los temas de moda en los 60s y 70s, escuchaban discos de vinilo de 45 o 33 revoluciones por minuto. Pero los que querían escuchar el mejor sonido que podía conseguirse en la época, escuchaban cintas magnéticas, en carretes de los cuales la cintas se salía constantemente y había que rebobinar.
Con estas cintas también era que grababan los músicos sus canciones. Otros tiempos, sin duda.
No sé en realidad si la música de los Beatles salió alguna vez en este formato. Pero lo pongo porque yo tenía en mi casa un grabador de cintas magnéticas que usaba estas cintas. Nostalgia, que le dicen.

Cintas 8 Tracks:

 

 


Estas eran cintas con lo que podríamos llamar el antepasado del cassette. El reproductor de estas cintas se encontraba principalmente en los autos deportivos norteamericanos.




La verdad, aunque he visto algunos de estos por ahí, nunca vi uno funcionando, así que no puedo dar fé de lo bien que se escuchaba. Paso a la siguiente.


Cassettes:

Con esto entramos ya a la era moderna, en los gloriosos 80s. Recuerdo que todos los discos de los Beatles salieron a la venta en formato cassette al mismos tiempo, en una caja especial de 14 cassetttes, que incluían los dos volumenes de "Past Masters". Aquí los Beatles ya se codeaban con los Walkmans y los tocacassettes. Y la colección que yo tenía, que incluía canciones grabadas de la radio, no tenía cuando dejar de tocar, por cierto.
Estos cassettes, los que están grabados desde discos LPs, los conservo hasta ahora, pero no los escucho ya casi nunca. Han sido desplazados por los siguientes en la lista.
Compact Disc (CD):

La era digital llegó para quedarse, y en la década de los 90 todo artista que se respete tenía que reeditar toda su colección en CDs. Yo me salté un poco esa parte, pues seguía escuchando cassettes, y mi presupuesto no daba para comprar un reproductor de CDs hasta mucho después.
En este formato salió una nueva ola de grabaciones de los Beatles: La serie Anthology, The Beatles at the BBC, y el "songtrack" de Yellow Submarine.
Se prometió un sonido fiel como nunca antes, discos que nunca se dañaban, y cosas por el estilo. No era todo verdad, según comprobamos después. Los discos CD también se rayaban, y muchos puristas de quejaban de la ausencia de lo que hasta entonces había sido un ingrediente vital: La "canchita" que sonaba al iniciar las canciones. Este sonido daba una idea de la popularidad de un LP. A más "canchita", mejor era el disco.
Aunque muchos dicen que la era de los CDs ya ha llegado a su fin, aún queda un plato fuerte esperado desde hace mucho: La colección remasterizada de los Beatles. Tentación muy fuerte que todavía me estoy para la que estoy en lista de espera.

MP3:


Al fin, el sueño de los fanáticos de los Beatles se cumplía: tener toda la colección de los Beatles en un solo CD. Mas los conciertos y selecciones se completan 2 CDs (me consta porque es lo que yo tengo), y listo.
Es el tiempo también de la piratería a gran escala, el tiempo de Napster, que me sirvió para obtener los bootlegs y tomas alternas.
Además, en este formato la música se lleva ahora fácilmente en el bolsillo en un MP3 player o hasta en el celular. ¿Tono de llamada con "She Loves You" o "Revolution"?
Para los puristas y fieles al CD, esto es escuchar la música sacrificando la calidad del sonido por el menor tamaño de los archivos. Y aunque esto es cierto en muchos casos, la documentación técnica indica que a una compresión a 192K el sonido ya es aceptable. Además, para los audífonos que se usan en los MP3 players, no hace falta más. Para escucharlos en la casa, ya es otra cosa. Ahí todavía los CDs son una opción viable.

¿Qué sigue ahora?

DVD:

Escuchar a los Beatles en sonido Dolby Surround 5.1. Quien no lo haya hecho no sabe lo que se está perdiendo. Yo lo hago de vez en cuando con el único disco de música de los Beatles editado en este formato hasta la fecha: "Love". Tranquilo, con los parlante del Home Teather bien ubicados, esa es la forma en que se debe escuchar.
Lamentablemente, hay pocos artistas todavía que graban sus discos en este formato, o en formato DTS.
Tal vez salgan en algún futuro los demás discos de los Beatles en formato Dolby 5.1 en DVD, tal como se escuchan en los DVDs de la serie "Anthology".

Y en el futuro...

¿BluRay?: El próximo paso de la tecnología ya está en el mercado. Fidelidad como nunca antes, dice la publicidad. ¿En qué puede usarse para la música de los Beatles, que ya tiene más de 40 años? No lo sé, pero no dudo que la amable gente de Apple Corps encontrará una forma. ¿Tal vez los discos del catálogo original convertidos a sonido Dolby?

1 comentario:

  1. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...