lunes, 1 de junio de 2009

La teoría de la evolución

Caminando por la calle, divisé a un anciano de barba que cruzaba la calle. Al parecer, el anciano estaba poco acostumbrado a las calles de mi ciudad, pues ignoraba que por estos lares la luz roja del semáforo sólo sirve para que los automovilistas miren si hay un policía cerca antes de acelerar a toda marcha. Raudo como un rayo, pude tomar al anciano justo a tiempo para evitar que la calle quedara embarrada con puré de viejo.

- Tío ¿Está bien? ¿No le hizo nada el carro?
- No, estoy bien, gracias, joven, no me ha pasado nada…
- Vamos a llamar a un policía para denunciar a ese chofer, que es un animal…
- No te preocupes, hijo… Además, todos somos animales… Sólo que nosotros hemos evolucionado más que los otros…
- ¡Oiga! ¡Ya lo reconocí! ¡Usted es Charles Darwin! ¿Qué hace usted por aquí?
- Así es hijo, yo soy Darwin… Vine para ver las celebraciones por el año de Darwin… pero ya me estaba regresando…
- Oiga, que bien… ¿Sabe que ahora todos creen en su teoría de la evolución?
- Eso me habían dicho, pero después se apareció un señor que decía que mi teoría era falsa porque no estaba mencionada en la Biblia…
- No le haga caso, Don Charles, nunca faltan de esos en las reuniones… Vamos a hacer esto: vamos a preguntar a la gente directamente, vea a ese señor que está viniendo:

- Señor, ¿Usted cree en la teoría de la evolución?
- Claro que sí, fíjese usted, hace dos siglos los negros ni siquiera eran personas…
Charles Darwin me miró con cara de decepción.
- Esteee… No le haga caso a este tampoco, Don Charles, este tampoco ha evolucionado… Aquí viene otro…

- Oiga, amigo ¿Usted cree en la evolución?
- Si, es algo que vemos todos los días… Está comprobado que el hombre desciende del mono, el gato del tigre, el burócrata del edificio y el tonto del palto…

Darwin hizo ademán de irse. Lo tuve que contener con el brazo. No me iban a dejar mal así nomás.

- Este creo que no ha comprendido la idea, pero está más o menos en el camino ¿No cree, Don Charles?... Ahora le vamos a preguntar a esa dama….

- ¿Y usted señora, que opina de la teoría de la evolución?
- Oy sí, yo creo, antes no había hamburguesas ni pollo frito, y ahora los niños nacen pidiendo McDonalds y Kentucky Fried Chicken, y además nacen jugando nintendo, en mi tiempo no había nada de eso… o sea, ya han evolucionado…
Darwin me puso una cara de volver a cruzar la calle, pero esta vez sin fallarle al próximo carro.
- Joven, le agradezco, pero mejor me regreso…
- Espérese Don Darwin, ahorita encontramos a alguien que si conozca su teoría… Ese que viene allí… el último, pues, no sea malito…

- Amigo, usted parece persona inteligente ¿Usted cree que el hombre desciende de los primates?
- No, los animales son los que evolucionan… Al hombre lo creó Dios… Eso se ha comprobado porque está en la Biblia… Por eso es que hasta ahora no se encuentran a los fósiles de Adán y Eva…
- Pero sí se han encontrado fósiles de dinosaurios…
- Eso no tiene que ver, los dinosaurios se extinguieron porque no entraban en el Arca de Noé…Hasta luego…
Para ese momento yo ya estaba apenado por Darwin.
- Oiga, Don Charles, le juro que la gente sí conoce su teoría… lo que pasa es que no hemos tenido suerte con la encuesta… No sé qué ha pasado… Creo que a esta hora han salido todos los burros a la calle… No, Don Charles… ¡No se vaya…!

Charles Darwin me dejó solo en la calle, pensando en lo poco que hemos progresado desde que publicó su libro. Es algo que tendré que empezar a corregir apenas termine de comer mi plátano…

6 comentarios:

  1. Gran post. Lo que el amigo Darwin no sabía era algo que postularía Einstein muchos años después: que la estupidez del ser humano es infinita.

    ResponderEliminar
  2. Cierto. Pero lo que sí sabía Darwin es que la evolución tarda muchos siglos en hacerse sentir, y esto en lenguaje sencillo, significa que vamos a tener que aguantarlos todavía por un buen tiempo...

    ResponderEliminar
  3. Joder que pena no haber pasado por alli, para hacerme la pregunta, yo si creo en la evolución he leido a Darwin desde muy jovencilla.
    Un beso tontito.

    ResponderEliminar
  4. Buena tormenta de ideas evolutivas, mi querido amigo, veo que los relatos no son casualidad. La evolución ha tocado su puerta, lástima que no haya pasado por mi acera el buen Charles Darwin.
    ¡La de los dinosaurios estuvo muy buena! ¡Casi como la versión que dice que el diablo puso los fósiles para confundirnos!
    ¡Alucinante!
    Me despido.
    César.

    ResponderEliminar
  5. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  6. http://www.conoze.com/doc.php?doc=488

    http://www.sedin.org/propesp/X0117_Te.htm

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...