viernes, 13 de febrero de 2015

Comparaciones modernas


Abandonado como tu primer Smartphone.
Aburrido como un día sin Facebook.
Ignorado como un spam.
Frustrado como cuando se corta una descarga poco antes de acabar.
Breve como un emojil.
Repetido como un meme.
Siniestro como un troll.
Brumoso como foto con filtro de Instagram.
Arcaico como Messenger.
Voluble como la velocidad de descarga.
Ansioso como quien espera respuesta en Whatsapp.
Amenazado como quien ve una sola raya en la batería del celular.
Inseguro como el password de un anciano.
Solo como el que navega por internet en su habitación.
Dudoso como un video viral de YouTube.
Sospechoso como el mensaje de un desconocido.
Muerto como Altavista.
Inútil como un mouse en una tablet.
Malhumorado como como quien recibió unfollow.
Olvidado como la tecla NumLock.
Venerable como el Pac-Man.
Inquieto como quien busca señal Wi-Fi.
Furtivo como un stalker.
Ostentoso como el modelo más caro de celular.
Ilusionado como el que responde el tweet de un famoso.
Iracundo como el que es dejado en visto.

Así estoy yo sin ti.

3 comentarios:

  1. Que interesante y caprichoso juego de palabras
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me suena tonto llamarte "tonto de la colina" me gustaría saber otra forma de llamarte o si este nickname esta bien para ti. Bueno me parecio fantastica tu entrada, jamas pense que pudiesemos comparar nuestros sentimientos con la modernidad como tu lo has hecho.
    Exelente escrito.
    Te mando un abrazo enorme y nos leemos :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este post es una copia de una canción de Joaquín Sabina, cosa que me salió de manera totalmente accidental, como me suele suceder de vez en cuando, en que me pongo a escribir algo y el tema se me escapa y se va por donde quiere. Saludos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...