jueves, 26 de noviembre de 2009

¡Estos Beatles son unos Remasters! (Parte I)




Desde hace un par de semanas, soy el orgulloso poseedor del box set stereo con todas las grabaciones de los Beatles, en edición remasterizada digitalmente. Ahora que el tema ya ha dejado de ser la novedad que fue hace 2 meses, puedo escribir tranquilamente esta historia. Mi historia.
Mi acercamiento con los Beatles fue hace ya mucho tiempo, allá por los 80. Recuerdo que mi hermano mayor y yo empezamos con un disco, y luego otro, y luego otro… En ese tiempo la música se escuchaba en la radio, o se compraba en discos LP o 45 RPM. Los casetes entonces eran una novedad a la que me aficioné, grabando todo lo que podía en los programas de los 2 o 3 programas de los Beatles que pasaban en distintas radios. Acabo de recordar que uno de esos programas se emitía por radio AM en ese entonces.
Llegué, pues, a tener una pequeña colección de casetes de los Beatles, compuesta de canciones desperdigadas, que no me era fácil ubicar cronológicamente y de las que en algunos casos no conocía ni el nombre. Mi hermano mayor fue el que puso un poco más de orden comprando cancioneros en donde las canciones estaban ordenadas por disco. El resultado inmediato fue que me llegué a aprender las letras de las canciones de memoria, aprendiendo inglés en el proceso. Hasta el día de hoy digo que aprendí inglés con los Beatles.
Además, seguía comprando LPs cada vez que podía, lo cual no era tan fácil como pudiera serlo hoy en día. Las tiendas de discos no tenían la colección completa, y muchas tenían solamente compilaciones: El album rojo, el album azul, Rock and Roll. Yo quería la colección completa, así que buscaba en diferentes tiendas de discos. Así llegué a tener casi todos los LPs: Sgt. Pepper, Abbey Road, Hey Jude, Revolver. Siempre me gustó más la segunda etapa de los Beatles. La sentía – y la siento aún – más actual, como si fuera música grabada este mismo año.
Recuerdo que llegaba a mi casa del colegio y ponía uno de los LPs en el tocadiscos de mi sala a un volumen tan alto que los vecinos apagaban su radio, pues ya no necesitaban más.
Como saben los melómanos que han vivido esa era, los discos de vinilo sonaban mejor que los casetes. Por eso no compré la colección de casetes cuando salió al mercado. Los primigenios casetes grabados de la radio terminé desechándolos, y conservé solo los casetes que tenía y que estaban grabados de los LPs originales que no podía conseguir en las tiendas: Rubber Soul, Let it Be, Yellow Submarine.
El tiempo pasó, y los discos de vinilo sonaban cada vez con más “canchita”, producto sin duda del uso intensivo, pero no cambié la colección a casetes, y tampoco tenía dinero en ese tiempo para comprar CDs. Es que acababa de salir de la universidad y no tenía ni un reproductor de CDs ni menos el dinero para comprarlo. Verdad es que en ese tiempo me alejé un poco de la música. Ya había descubierto a los Doors y a Sabina, y los discos de los Beatles que salieron en ese tiempo los grabé en casetes para escucharlos: Beatles at the BBC, Anthology.
Ya tiempo después la música se hizo infinitamente más accesible gracias al formato MP3. Descargar música desde Napster y Win MX se volvió parte de mi rutina diaria. Así obtuve toda la colección de los Beatles, que grabé en dos CDs de MP3, y con eso fue suficiente. Hasta el año 2006.
En ese año se editó “Love”, con canciones remasterizadas, y remezcladas en sonido Dolby. Este disco lo compré con cierta reticencia, para escucharlo en el Home Teather de mi casa. El resultado, lo admito ahora, era impresionante. Si los discos remasterizados suenan así, no habrá ninguna duda al momento de comprar nuevamente la colección de los Beatles, pensaba yo.
Esa era la situación hasta este año.
(Continuará...)

3 comentarios:

  1. HOLA :
    comparto el sentimiento beatle contigo brother, si fueran una religion , seria un cardenal , te lo aseguro !!!

    SALUDOS

    ResponderEliminar
  2. ¿Los Beatles como religión? No da para tanto la cosa. Mas bien siempre lo he visto como una posición política. Así, yo sería un macartista, es decir, soy de derecha, contrario a los lennonistas, que son los de izquierda. Y sin duda, las reuniones políticas son mucho más divertidas!

    ResponderEliminar
  3. La beatlemania es un estilo de vida! :D

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...