jueves, 12 de marzo de 2009

Tonterias espaciales

Sumergido en la contemplación de la Luna (pasatiempo favorito de muchos tontos como yo), me puse a pensar si algún día permitirían tontos en el espacio. Inspirado por tal pensamiento, he recopilado algunos episodios que muestran que, si bien hasta ahora ninguno de mi cofradía ha llegado a salir de la atmósfera terrestre, se han hecho ya valientes intentos, que muestro a continuación:

Escriba Ud., Señor astronauta
Cuando la NASA inició el lanzamiento de astronautas, se dieron cuenta enseguida de que los bolígrafos no funcionarían con gravedad cero. Para resolver este problema, la NASA contrató a 'Accenture' (la actual Andersen Consulting). Una década y 12.000 millones de dólares después, la NASA disponía de un innovador bolígrafo que escribía con gravedad cero, hacia arriba y hacia abajo, bajo el agua, en prácticamente cualquier superficie, incluido el cristal, y en un rango de temperatura de desde por debajo de cero hasta más de 300ºC.
Los rusos utilizaron un lápiz.
(Cortipegado del blog http://muxoyuyo.blogspot.com/)

El cosmonauta perdido
Joan Fontcuberta es un fotógrafo español que hace fotografías y montajes fotográficos que utiliza para demostrarnos que no se debe creer tan fácilmente en lo que ven nuestros ojos. En una ocasión inventó la historia de la desaparición de un cosmonauta ruso en plena misión espacial. La historia iba más o menos así: En una misión de la nave Soyuz 2, el soviético Ivan Istochnikov (Joan Fontcuberta en ruso) detectó ciertos eventos extraños en la nave, y notificó a su base. Esta fue la última comunicación que se tuvo con el cosmonauta. La misión consistía en un acoplamiento con la nave Soyuz 3, y desde la base en tierra se solicitó a los cosmonautas de la otra nave que investigaran el asunto. Se encontró que los trajes espaciales estaban completos, no se encontraron evidencias de que nadie hubiera abierto las escotillas de salida, y todos los aparatos funcionaban normalmente. Todo se encontró en orden, pero Istochnikov no se encontraba en la nave. Para ocultar este misterio, las autoridades soviéticas de entonces declararon que la Soyuz 2 había realizado una misión no tripulada, y que Istochnikov había muerto de una enfermedad antes de partir al espacio.
Para dar mayor realismo a la historia, Fontcuberta mostró fotografías del cosmonauta perdido. Estas fotografías eran del propio Fontcuberta, montadas como si fuera el cosmonauta. Para gran asombro suyo, todo el mundo creyó la historia, y aunque aclaró que él había fabricado la historia, esta terminó apareciendo en documentales de televisión, como un caso de abducción alien. Aún se puede encontrar la historia en internet junto a otros casos de ovnis, conspiraciones y semejantes.

El mito de Laika
Laika era el nombre de la perra que viajó al espacio en el Sputnik II, en 1957. En su momento, las autoridades soviéticas anunciaron el lanzamiento como un éxito total: Laika había sobrevivido al lanzamiento, se encontraba bien, daría 150 órbitas a la tierra y bajaría en paracaídas. La verdad fue totalmente diferente. La nave ni siquiera estaba diseñada para regresar a la tierra, y los soviéticos esperaban que la perra sobreviviera hasta agotar el oxígeno de la nave. Laika estaba encadenada, la telemetría indicó que su pulso se había triplicado por el susto y solo sobrevivió unas 4 horas, muriendo probablemente de la tensión nerviosa o debido al calor producido en la nave, que no tenía una protección térmica adecuada. La nave y el cadáver de Laika se quemaron durante el reingreso a la tierra 163 días después. No fue un acto heroico. Fue una manera costosa de matar a un perro.

Anuncios en la luna
El máximo sueño de los publicistas es colocar un anuncio que pueda ser visto por todo el mundo. Se han intentado carteles gigantescos y dirigibles, pero ¿Y si se pudiera colocar un anuncio en la luna? La luna se ve en todo el planeta, y a la gente le gusta verla. Esta es la idea que le quisieron vender hace algunos años a una transnacional. La idea era enviar una misión tripulada que hiciera el dibujo de un logotipo sobre la superficie lunar, de modo que se pudiera ver cuando hay luna llena. Un “pequeño” problema apareció cuando las conversaciones estaban en camino: Para obtener una imagen apenas distinguible desde la tierra, el logotipo debería ser del tamaño del estado de Texas. Tal vez a finales de este siglo se pueda tener la tecnología para hacer algo semejante. El otro intento es más reciente: Una empresa de publicidad anunció que proyectaría el logotipo de una marca de cerveza por medio de un láser en la superficie lunar. El día anunciado fue en marzo del 2008. Ese día nadie vió nada en la luna. Los problemitas técnicos en esta ocasión eran que se necesita un láser de una potencia gigantesca para poder ver algo en la luna llena. Sería como poner un anuncio luminoso en un desierto de la tierra en pleno día, esperando que se pudiera ver desde el espacio.
Sigamos observando la Luna. Un día de estos llegaremos...

4 comentarios:

  1. MUy bueno jaja muy bueno .... tambien me encanta pasar tiempo mirando la luna ... pero esto nunk lo hubiera imaginado... jeje -

    saludos...

    ResponderEliminar
  2. yo soy adicto a quedarme viendo la luna por horas, mi madre dice que estoy loco, pero veo que no soy el unico, es increible pensar que se pueda usar la luna como aviso de publicidad, en lo personal no me gusta la idea, creo que le quitaria mucho a un astro que de por si es bello como para alterarlo.

    ResponderEliminar
  3. El destino de Laika fue sellado desde el mismo momento que la reclutaron de la calle. Los científicos pensaron que un animal que es constantemente bombardeado por el clima ruso era el mejor candidato para medir la reacción de un ser vivo complejo al despegue y descenso.

    ResponderEliminar
  4. Sin comentarios lo del lápiz jejej

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...