domingo, 26 de octubre de 2008

¿Y si no hubiera Dios?



Mirando otros blogs, veo de vez en cuando algún post que habla de Dios. Y normalmente encuentro entre los comentarios a alguien defendiendo su ateísmo de manera tan fanática que me hace pensar en que si el ateismo fuera una religión estas personas serían fundamentalistas predicando una Jihad contra cualquier Dios que se le ponga al frente.
Me gusta una frase de la Madre Teresa, cuando le preguntaron por qué existe el hambre en el mundo. Porque tú y yo no compartimos lo que tenemos, fue la simple respuesta.
Ahora que es el mes morado, es bueno pensar un poquito. Pondré algunas reflexiones apresuradas a continuación:

¿Qué pasaría si no hubiera Dios? ¿Significaría que no existen el bien y el mal? No creo, ya que eso lo vemos todos los días. Muy bien, entonces nadie me premiará por el bien que haga ¿y es por eso que haría una buena acción o ayudaría a alguien que me necesite? ¿Por una mezquina recompensa? Entonces no he hecho el bien. Ha sido un acto de interés.

¿Tendríamos entonces permiso para hacer el mal a nuestros semejantes? Si no tendré una recompensa en el cielo, tampoco tendré un castigo en el infierno. ¿Y qué gano haciéndole mal a alguien? Sería entonces un estúpido gastando tiempo y energías en algo que ni me va ni me viene.

¿Si no existiera el fin del mundo? Eso es algo que me molesta de aquellos que tratan de convertirme y me amenazan con el juicio final, como las madres que amenazan a sus hijos diciendo “Espera que llegue tu papá, que el te va a castigar”. La cosa es así de simple. Si yo ayudo a las personas y me porto bien, es porque sé que es lo correcto y porque así me siento bien conmigo mismo. No por miedo al Juicio Final. No porque Dios me esté vigilando y apuntando en una lista lo que no le gusta para después cobrarme cuentas.

¿Si Dios existe, por qué permite que el mundo esté como está? Asumamos que Dios no existe. Eso significa que todo lo malo que ocurre en el mundo es culpa de nosotros, y si no lo arreglamos, nadie lo va a arreglar por nosotros. Entonces los ateos no tienen disculpa para quedarse mirando cómo se hace tanta barrabasada sin hacer nada.

¿Si alguien pudiera probar que Dios no existe? Entonces significaría que estamos solos y no tenemos a nadie. Esto debería ser suficiente para unirnos y hermanarnos. Significaría entonces la prueba de que todos somos iguales y no hay un Dios que favorezca a unos y rechace a otros.
Tal vez entonces sería maravilloso que hiciéramos de cuenta que existe Dios, que quiere que todos nos amemos, que no nos pida que vayamos a la iglesia, pero si que tratemos a los demás como a quisiéramos ser tratados.

¿Y si Dios existe? Entonces lo que pasa es que puede estar en todas partes, pero no se da abasto para arreglar todas las estupideces que hacemos. Empecemos pues a tratar de aliviarle el trabajo ayudando al que nos necesita. Y no tenemos que buscar mucho para encontrar a alguien que necesita al menos una sonrisa amable, que no nos cuesta nada tampoco.

Una persona que trataba de “convertirme” me preguntó una vez ¿Usted cree en Dios? Yo, que no me había hecho seriamente esa pregunta, me puse a sacar cuentas, y le respondí: “No lo sé bien, pero de lo que sí estoy seguro es de que Dios cree en mí.”
Y a juzgar por ciertas cosas, últimamente pienso que no solo eso, sino que además me tiene una fé bárbara.

2 comentarios:

  1. Pascal decía que si hubierna un 50% de posibilidades que Dios exista y otros 50 que no, prefería pensar que existía pues las consecuencias de que no existiera serían terribles.

    Freud nos dice que la religión es un invento para controlar a la sociedad con uan serie de normas.

    Yo creo que debemos respetar las creencias de cada uno (aunque sea muy difícil ser tolerante). En especial concuerdo contigo, debemos hacer el bien pues sabemos es lo correcto y no por alguna amenaza/recompensa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. muy interesante tu blog.....
    besotes
    la tonta princesa imaginaria
    muacksssssssssssssssss

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...