jueves, 6 de marzo de 2014

La moda del selfie

Este fin de semana, aprovechando mi descanso, me puse a ver la ceremonia de los Oscars, que hace tiempo no veía, cansado de escuchar hablar de películas que no he visto. El momento más memorable de esta ceremonia, como la mayoría sabe, no fue sobre una película, sino sobre una foto grupal de varios de los artistas asistentes.
Esto me hizo reaccionar y pensar en lo alejado de las modas que estoy desde hace un tiempo. Resulta que el Harlem Shake ya pasó de moda, mire usted. Hasta el año pasado en algún momento en que nos reuníamos un grupo de gentes alguien proponía "¡Vamos a hacer un Harlem Shake!". Para evitar esto, la gerencia nos envió un amable mail recordándonos que estaba prohibido tomar fotos dentro de la obra, y recordándonos también los peligros de hacer un Harlem Shake junto a maquinarias en movimiento. Una pena, porque habría quedado muy bonito.
Hasta ahora yo solamente conocía la moda de los selfies que tan populares siguen siendo en el facebook donde uno se encierra en el baño y se toma la foto frente al espejo. Lamento decir que eso solo funciona para mujeres con un buen cuerpo. Los demás nos vemos bastante ridículos.

Además, ver los selfies de mis conocidos me causa vergüenza ajena. Insisto en que la moda de los selfies en el baño le ha causado a la fotografía el mismo daño que las canciones de Arjona le han causado a la música y a la poesía.
Pero ahora la tarea está más sencilla: Hay que conseguir a un grupo de amigos, tomar un celular y hacernos una foto grupal, que quede más o menos como el que creo es uno de los primeros "selfies", que es el de la carátula de "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band". Así que ¡Hagámonos famosos!

Para que el selfie sea recordable y relevante debe tomarse en lugares especiales. La sala de la casa no te sirve, cuñado, recuerda que debemos competir con una foto tomada en plena ceremonia de los Oscars, con el de Obama y con los que se están poniendo de moda..
Nuevamente, sería bonito tomarla junto a una grúa de 600 toneladas, pero no se puede. Acepto sugerencias.
- Oye, Inge, ¡Podemos tomarla en el hospital!
Creo que sería bastante original si nos tomamos un selfie todo el grupo usando la máquina de rayos X, pero no sé si es seguro para la salud. La otra opción fue descartada por la viuda de Don Laureano Cachivachi, que se negó a que la última foto de su marido sea un selfie grupal en su lecho de muerte.
El siguiente intento fue tomarnos una en el estadio. El problema fue que no entrábamos todos en la foto y le pedimos a uno de los de la barra que nos tome la foto. El barrista tomó un poco de distancia para hacernos la foto y luego desapareció misteriosamente llevándose el iPhone que le habíamos prestado.
El último intento será el que vale. Esta vez nos hemos reunido todos, uno de los muchachos se ha sacrificado para ser el quien tome la foto, aunque no salga, y hemos podido por fin hacer nuestro selfie grupal. Quien nos conoce podrá dar fé de que ahí está todo el grupo: El Gordo, Carepared, el Trucha, la Gata, el Tombo, y todos los demás.
Hemos logrado al fin nuestro selfie grupal.

3 comentarios:

  1. Muy entretenido tu post ... ya quiero también hacerme una foto selfie!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también quiero hacerme un selfie... El truco, creo yo, es hacer uno grupal, para disimular la cara de tonto que pongo en las fotos.

      Eliminar
  2. Hola , hace tiempo que te sigo pero me habia desconectado de la blogosfera , ahora estoy retomando y para conocernos mejor te deje un premio en mi blog , es el premio Conòceme , date una vuelta y recogelo , saludos!
    http://saboramujer-start.blogspot.mx/

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...