jueves, 13 de febrero de 2014

La frase de San Valentín


Buscando algo bonito y esclarecedor que escribir para el día de San Valentín, rebusqué entre mis papeles y mis cosas algún verso o texto perdido que pudiera reciclar, o por lo menos me sirviera de puntapié inicial para escribir ese post que me merezca la posteridad entre la cantidad de tonterías que aparecen en internet con motivo de estas fechas. Ya que a mí no se me da lo cursi ni lo poeta, decido mantenerme en mi especialidad que es la tontura con clase, como la calificó una de las seguidoras de este blog en afortunada frase. El problema es que la musa que era mi casera anda coqueteando con otros tontos, según parece, porque por aquí ya no aparece ni de casualidad.

Antes de que se me caliente la hiel y decida traer a la mencionada musa de las orejas para que aprenda a no tenerme abandonado, reviso, como decía anteriormente, mis papeles anteriores donde colecciono los retazos de historias que me ocurren a ver si queda algo rescatable. Como siempre, no encuentro nada ni siquiera para un tweet, no digamos para un post completo. Revisando entre las interminables páginas de internet tampoco encuentro algo que me saque de la convicción de que en la red andan demasiados que se quieren parecer a Arjona o a Paulo Coelho, y casi ninguno que quiera parecerse a Becquer, o por lo menos a Sabina.
Decido entonces armar un post con retazos de frases que tengan por tema el amor, de esos que andan sueltos por el twitter como perro por su casa, y que terminan la mayoría de las veces con un “Tú sabes a quién me refiero”. Esta es una frase que debe usarse con cuidado, porque la primera y única vez que la usé tuve que desgastarme aclarando a quién iba dirigida la mención: No, tú no eres; Tú tampoco, que a ti ya te olvidé; Tú menos, cómo se te ocurre; A ti es que te digo; No, a ti no; Tú, a ti te digo, no te hagas la tonta, etc.

En fin, mi intención era pedir a distintas personalidades una frase alusiva a estas fechas amorosas para publicar. Pero como esas personalidades ya me conocen, creían que la cosa iba de chiste y me dejaron frases bastante tontas. Con todo, decido publicarlas hoy, porque sé que estas frases vienen del corazón, y a fin de cuentas, el amor nos vuelve tontos a todos y cuando uno está enamorado se cree que cualquier tontería es poesía, más o menos como cuando le dedica a su enamorada una bachata. Pongo aquí entonces las frases famosas antes de que regrese la musa y me interponga una demanda por escribir sin su permiso:
 Pienso en ti, luego existes. (Descartes)
  • Sin embargo ¡Cómo te mueves, morena! (Galileo)
  • Que sueñes conmigo. (Freddy Krueger)
  • Si no existieras, tendría que armarte. (Frankenstein)
  • Hoy te ves muy mona. (Darwin)
  • Qué ganas de llegar a tu corazón. (Drácula)
  • Eres el amor de mi tercera vida (Un gato)
  • Ay, que me vas a hacer perder la cabeza por ti. (Maria Antonieta)
  • Tú sabes que eres la única mujer para mí (Adán)
  • Te juro, mi amor, que los enanos eran solo amigos. (Blancanieves)
  • Me gusta cada pedazo de ti. (Jack el Destripador)
  • Mi vida, tú sí que tienes un físico impresionante (Einstein)
  • ¿Que te traiga la luna dices? Está bien, haré el intento. (Neil Armstrong)
Ya que dicen que el amor vuelve tonto al más sabio, que tengan un tonto y feliz día de San Valentín.

1 comentario:

  1. Muy buena entrada, bastante entretenida,
    y si el amor nos hace mas tontos y con cualquier ridiculez caemos sin resistencia alguna.
    Las frases del final están geniales!
    me copio unas para el facebook (:
    un abrazo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...