sábado, 7 de junio de 2008

El Gato de Cheshire



Una de esas tardes en que se me hizo tarde, se me hizo tan tarde que se me hizo de noche. Buscando una salida, creí ver a alguien que me sonreía desde la rama de un árbol. Pero no. No era alguien. Era solamente una sonrisa sin cuerpo.
- Hola… Estás perdido ¿Verdad?
- ¡No, no lo estoy! Respondí, tratando de aparentar valor - ¿Porqué lo dices?
- Aquí solamente vienen aquellos que están perdidos… Pero no temas, yo puedo ayudarte…
- ¡Eres un gato! ¡Oh!, ya he oído hablar de ti…
Dije, sin poder disimular mi decepción al ver la cola rayada aparecer.
- ¿Quieres volver a casa ¿No es cierto? Y una ayuda debe ser siempre bien recibida, no importa de quién provenga…
- Es que… siempre pensé que el día en que me perdiera, sería Virgilio quien me guiara…
- ¡Bah! Dante era un aburrido, y el camino que puedo mostrarte es mucho mejor que el infierno…

- ¿Y por qué debería seguirte? Tú estás loco…
- Eso nunca te detuvo antes… Además, no puedes estar más perdido de lo que estás ahora, y la compañía de un loco es mejor que estar perdido solo…
- ¿Me llevarás a tu mundo?
- Mi mundo y tu mundo no tienen límites, así que no importa en realidad dónde estés, y para alguien que no sabe dónde está, es un lugar tan bueno como cualquier otro…
- ¿Qué senda he de tomar entonces?
Le dije, con la intención de tomar exactamente la dirección contraria a donde me dijera.
- Solo cierra los ojos y camina… Tarde o temprano encontrarás el camino o tropezarás con un árbol. Es lo que has hecho toda tu vida…
- Esa no es una dirección…
- Pero estar perdido es la mejor manera de no perderse… ¿Lo ves? Ya estás en mi país, y lo estarás mientras mantengas los ojos cerrados…
A pesar de tener los ojos cerrados podía ver aún la sonrisa del gato, y su mirada luminosa. Tal vez el camino no sea tan malo.
- ¿Conoceré a la Reina de Corazones?
- ¡Oh, no! ¡Ya no existe una reina desde hace mucho! La gente se cansó de tener una reina, así que un día hubo una revolución y se formó un congreso con 100 de los más locos habitantes. La pobre reina fue condenada a practicar el origami con hojas de árboles por el resto de sus días.
- ¿Y cómo les ha ido desde entonces?
- ¡Mucho mejor! Ahora tenemos un centenar de reyes que hacen lo que quieren y cortan la cabeza a quien está menos loco que ellos…
Me dijo, haciendo malabares con su cabeza y su cola.
- Se parece mucho a mi propio mundo…
- ¡Oh! Yo ya no puedo distinguir entre mi mundo y el tuyo… Por eso estoy aquí…
- ¡Llévame entonces a tu mundo! Encontrar al conejo blanco, al sombrerero loco y a la liebre debe ser mejor que vivir en mi mundo de congresistas mataperros, periodismo de espectáculos y respetados mentirosos…
- ¡Magnífico razonamiento! Pero eso muestra que aún puedes pensar, y por lo tanto no estás lo suficientemente loco para entrar a mi mundo… No podré llevarte…
- Pero tú dijiste…
- No tomes en serio los ofrecimientos de un gato invisible… Mas no te apures… Sigue haciendo tonterías y en menos tiempo de lo que crees estarás listo para visitarme…
El gato terminó de desaparecer, y caí en la cuenta de lo que creí que era su sonrisa, era en realidad la luna entre los árboles.



Mal que bien, llegué a mi propia casa, pero aún sigo pensando si vivo en aquel mundo maravilloso donde todos están locos, o en el gris mundo donde también todos están locos pero con una locura menos poética y más peligrosa…

7 comentarios:

  1. Hola! ^^

    ciertamente me gustó mucho lo que escribiste!

    Te dejo un saludo desde Argentina :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario. Y esta historia tiene un colofón: El gato sigue espiandome, de vez en cuando en la noche puedo ver la sombra de su sonrisa, y escucho su risa burlona mezclada con el viento. Sin duda esta monitoreando los progresos de mi locura y esperando el momento en que me crea digno de ser llevado a su pais...

    ResponderEliminar
  3. Simplemente BRAVO, magnifico y poetico razonamiento de la realidad y los que aun buscamos escapar.

    ResponderEliminar
  4. Esta GENIAL tu historia, me encanto, me cautivo mientras leía!

    ResponderEliminar
  5. Me encanto en serio!!! la leí hace unos días mientras buscaba imágenes del gato de cheshire..y entre en este blog, días después se me habían metido tanto estas palabras de tu articulo en la cabeza que simplemente lo vi estaba ahí era esa sonrisa que me atormentaba..pero a la vez me remitía a este articulo...y solamente paso a decirte que me pareció magnifico aunque me dejo un poco atolondrada...gracias ahora dime te lograste deshacer de ese tal vez espejismo que tu mente quería de cierto modo sacar a relucir?

    ResponderEliminar
  6. El gato sigue vigilándome de vez en cuando. Ahora le ha dado por aparecerse mientras escribo. Algunas veces surge su sonrisa en mi teclado.
    )
    Otras veces aparece su cara sonriente.
    :)
    Otra veces, se muestra de mejor humor y me enseña sus orejas su cuerpo y su cola.
    ^^o~
    Creo que aún no pierde la esperanza de llevarme a su mundo.

    ResponderEliminar
  7. magnifico, ahunque tiene razon; en este mundo y el mundo de las maravillas tiene algo en comun "todos estan locos" pero en las maravillas lo admiten y aqui lo niegan.
    Es por eso que es mas divertido el pais de las maravillas =)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...