sábado, 27 de diciembre de 2008

El día después de Navidad



En algún lugar, del mundo, en una dimensión paralela que desconozco, se ha dado libre el viernes y el sábado después de Navidad a los empleados, haciendo un puente para que la gente descanse a sus anchas. Yo no he tenido esa suerte, y he tenido que asistir a la obra como siempre, a pesar de haber advertido oportunamente a mis superiores de las consecuencias que esto puede acarrear. Y las consecuencias no tardan en aparecer el día de hoy.

- ¡Ingeniero, que puntual es usted! ¡Ha llegado a la hora el día 26 de diciembre!
- Mamá, ¡Hoy tuve un sueño espantoso, soñé que me obligaban a ir a trabajar un día después de Navidad!... Eeehhh…. ¡Pucha, no era un sueño! ¿Qué me mira Usted, señorita?, vuelva a su trabajo, por favor…

Ahora tengo que tratar con las ausencias post-navidad. Aplicaré todos los cursos de manejo de personal que he seguido:

- ¿Donde está el Ingeniero Huascasonco? ¿No ha llegado?
- Ha avisado que no puede venir, que está enfermo…
- Señores, esto nos deja un grave problema por dilucidar… ¿Enfermo significa empachado de pavo o resaqueado de champán y cerveza?


- ¡Adelioooo! Ven aquí… Tú, que hasta el día de hoy no has sido más que el chupe nro. 23 en el escalafón, ha llegado el momento de reconocer tu fidelidad casi perruna, y ascenderte hasta el puesto de ese irresponsable del Ingeniero Huascasonco, y además... ¿Qué te pasa, Adelio, que tienes esos ojos tan rojos y esa cara? ¿Tú también has estado tomando hasta tarde en Navidad? ¿Por qué no me contestas? Ahh, estás afónico… Si, pues, la noche de Navidad estuvo un poco fría… Yo también estoy medio zombi, como ves, pero eso no afecta mi rendimiento…
- ……
- Bueno, si, me vine en pijama y me tuve que poner el mameluco encima, pero ya estoy despierto ahora…. Ohhh... Está bien, Adelio, buscaré a otro que haga ese trabajo…

Otro problema son aquellos que sí han hecho una pausa para recordar el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, en vez de venir a este trabajo de…

- Ingeniero… están avisando que no nos va a llegar la pintura que solicitamos… El proveedor no atiende hasta el lunes…
- Hmmm…. Voy a llamar a nuestra oficina central para avisar que busquen otro proveedor urgente…
- Ya lo intenté, inge, pero en nuestra oficina tampoco atiende nadie… Les han dado libre hasta el lunes…

Mi plan de venganza también fracasa. Todo el personal de la oficina ha desconectado sus radios y sus celulares. Los imagino gozando en alguna playa sin sentimiento de culpa alguna.

Ahora viene el Ingeniero de Seguridad y Buenas Costumbres, la persona más formal de la planta.
- Ingeniero, ante todo, Feliz Navidad, espero que la haya pasado bien en compañía de su familia… Mi presencia se debe a que debo notificarle que el día de hoy, mientras hacía mi recorrido habitual por la planta, he encontrado a dos de sus trabajadores sobre el andamio situado en la pared este del edificio de máquinas, el cual tiene dos cuerpos, los trabajadores se apreciaban visiblemente cansados y en estado de dormitación …
- ¿Qué?
- Estaban durmiendo en lo alto del andamio…
- ¿Tenían puesto el equipo de seguridad para trabajo en altura?
- El reglamento de Seguridad, en su sección 4.3.5.1, establece claramente que para realizar cualquier trabajo de riesgo, el trabajador debe estar despierto…
- ¿El reglamento dice específicamente eso?
- Así es, ingeniero, ese párrafo se agregó en la última revisión, porque ese caso ya ha ocurrido antes… Le informo que en el transcurso del día usted recibirá por escrito una reprimenda formal, y los dos trabajadores deberán pasar una charla de inducción sobre la seguridad en el trabajo…
- ¿Esa charla podría ser inmediatamente? Así mis trabajadores tienen tiempo de dormir…

Por último, en la tarde, llega el supervisor del cliente, también con cara de alguien que acaba de despertar.
- Ingeniero, buenas tardes, vengo a ver el progreso de la obra… ¿Por qué hay tan poca gente trabajando?
- A ver… según el registro, tenemos personal que se ha reportado enfermo, personal que pidió permiso el día 24 para viajar a su tierra, personal que salió a almorzar y ya no ha regresado, y personal que se ha escondido a dormir en algún lugar de la planta, he destinado una cuadrilla a buscarlos, pero no han regresado todavía, me temo que también se han quedado dormidos…

Me he ganado otra reprimenda escrita por esta maldita manía de decir siempre la verdad. A la hora de salir a mi casa, me llama mi superior, que acaba de regresar de la playa.
- Ingeniero, vaya planeando el trabajo para trabajar este fin de semana y la semana de año nuevo…

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...